En todo el Mediterráneo hay hermosos puertos como este en Kokkari, Grecia (Foto: Getty Images)

La dieta mediterránea es mundialmente reconocida como una de las mejores del planeta. Nutritiva, deliciosa y variada, gracias a la gran gama de alimentos frescos que la componen, su impacto es altamente positivo en las personas. Dosis de sol, brisa marina y la compañía de los seres queridos son algunos de los ingredientes que componen una vida repleta de salud y felicidad. Y los países mediterráneos lo saben. Por eso, aunque no sea uno de los afortunados que viven en esta privilegiada zona, una escapada de varios días, o semanas, le hará ver la vida de otra manera: con alegría y positividad. Desde Nápoles hasta Niza, desde Palma de Mallorca hasta Dubrovnik, o desde Santorini hasta Barcelona, cada uno de los veintidós países del Mediterráneo es único. A continuación, vamos a explorar algunos de ellos.

Un gusto a sol: los sabores del Mediterráneo

Naranjas en Mallorca

Las sabrosas y abundantes naranjas son características del Mediterráneo y uno de los ingredientes de sus aperitivos más típicos (Foto: Getty Images)

La región mediterránea puede presumir, con razón, de abundancia, especialmente cuando se trata de comida y bebida. Tierras fértiles, sol garantizado la mayor parte del año y refrescantes corrientes costeras brindan excelentes condiciones de crecimiento para todo tipo de productos, desde higos y naranjas hasta espárragos, alcachofas y granadas. Algunos de los vinos más famosos, como el jerez y el vermut, tienen su origen en esta zona. Y, si hay un denominador común entre la gastronomía de los países del Mediterráneo es la pasión por los ingredientes locales recién cocinados, de temporada, tratados con sencillez y con mucho, mucho amor.

Bebidas para calentar el corazón y agitar el alma 

Té a la menta marroquí

Disfrute de un vaso de té a la menta y del sabor de la hospitalidad marroquí (Foto: Getty Images)

Comience su día al estilo italiano, donde todo gira en torno al ritual del café. De hecho, la costumbre de ofrecer una bebida caliente, desde infusiones de hierbas hasta té rojo o negro, está muy arraigada en todo el país. Los turcos dicen que beber una taza de café juntos compromete a cuarenta años de amistad, mientras que en Jordania, si le ofrecen un café árabe, es señal de la acogida y generosidad que tiene sus raíces en la cultura beduina. Disfrute de una infusión de menta fresca en las diferentes paradas de un viaje por carretera a través de Marruecos, o haga como los propios lugareños en Túnez, saboreando varios vasos de té a la menta mientras juega al parchís o al backgammon. Para acompañar, nada mejor que un plato de baklava a la vez que admira las vistas desde la azotea del Tunis Marriott Hotel.

Cócteles al atardecer

Beba un cóctel con infusión de cítricos mientras el sol se pone en el Mediterráneo (Foto: Getty Images)

Los sabores claramente mediterráneos predominan en la variedad de cócteles y digestivos de Italia, siendo especialmente reseñables el limoncello (elaborado con limones cultivados en la Costa Amalfitana) o el narancello (a base de cáscaras de naranjas dulces de la isla de Sicilia). Desde la terraza del Agorà Bar, en el Cervo Hotel, Costa Smeralda Resort, Cerdeña, los tonos cálidos de un Negroni combinan perfectamente con las espectaculares puestas de sol sobre el puerto deportivo de Porto Cervo. Y el anís, tan apreciado como aperitivo o digestivo después de la cena, se encuentra de diversas formas en el ouzo de Grecia, el pastis en Francia, la sambuca en Italia y el arak en el Líbano. En Turquía, pídalo como rakı en el Glass Restaurant and Lounge del Caresse, a Luxury Collection Resort & Spa, Bodrum. Diluido con agua hasta obtener un tono lechoso, es el acompañamiento perfecto para un plato de lenguado a la parrilla.

Coma como un local y saboree cada bocado

Aceitunas recién recolectadas

Aceitunas recién recolectadas, listas para elaborar aceite de oliva (Foto: Getty Images)

A lo largo de la costa mediterránea, los mejores productos frescos se encuentran en los mercados locales. Por eso, los chefs de los restaurantes confían completamente en la generosidad de la naturaleza para elaborar sus menús en base a los productos de temporada. La proximidad al mar permite una oferta fantásticamente diversa de pescados y mariscos, desde tiernos calamares, pulpos y mariscos hasta sardinas, peces espada y lubinas que brillan de frescura. Pruebe el restaurante GB Roof Garden, en el Hotel Grande Bretagne, A Luxury Hotel Collection, Athens, para disfrutar de un delicioso plato de la famosa pasta orzo de langosta o carpaccio de pescado con frutas cítricas y aceite de mastiha. Mención aparte merecen las vistas de la Acrópolis.

Por supuesto, el Mediterráneo también es sinónimo de aceituna. Los árboles, con sus hojas verdes y delicadas, brindan una gran belleza y sombra en los días calurosos, siendo uno de los ingredientes más omnipresentes de Grecia. Rocíe abundante aceite de oliva extra virgen sobre el pan con halloumi y aceitunas verdes en Parklane, a Luxury Collection Resort & Spa, Limassol. En España, por su parte, podrá untar generosamente tapenade mezclado con alcaparras sobre pan recién tostado. Este viaje sensorial de colores y sabores lo completa el aroma de flores como lavanda, azafrán y rosa.

Almuerzos largos y sin ninguna prisa

Amigos comiendo en una terraza

Comida a la sombra de un frondoso jardín mediterráneo (Foto: Getty Images)

Los largos almuerzos al aire libre, tal vez a la sombra de una enredadera o en un jardín sembrado de buganvillas, significan que la cena se retrasa y suele ser más ligera. Al caer la noche, familias y amigos comparten platos de hummus, meze de cordero o atún a la parrilla, o tapas de pimientos, anchoas y queso, todo ello regado con pequeñas garrafas de agua y vino. Las sopas frías con toques de ajo, como vichyssoise, gazpacho y salmorejo, son perfectas para una noche cálida.

El Mediterráneo también puede ofrecer comidas repletas de estilo. Si le apetece una escapada por Francia, nada mejor que los deslumbrantes puertos de la Costa Azul, como Marsella, Mónaco o Cannes. Mientras las velas ondean suavemente con la brisa de la tarde y los yates se balancean sobre el mar, disfrute una copa de champán en el Riviera Marriott Hotel La Porte de Monaco y respire su ambiente cosmopolita.

La vida junto al Mediterráneo: un ritmo para saborear

La apacible bahía de Cala Gat, en Mallorca

Apacibles bahías, como esta de Cala Gat, en Mallorca, invitan a un ritmo de vida más tranquilo (Foto: Getty Images)

El ritmo de vida mediterráneo es, generalmente lento. Pero estando de vacaciones, ¿por qué no aceptarlo y dejarse llevar? Relájese durante el desayuno, y después, disfrute de los rayos de sol matutinos en una cómoda hamaca al borde de la piscina o en la playa. Es buen momento, también, para reencontrarse con la lectura en un mullido sofá a la sombra de un árbol en el jardín. Si, por el contrario, busca una dosis extra de la dolce vita, termine cada día con algo de entretenimiento, desde música callejera en vivo hasta bares y vibrantes discotecas.

El poder restaurador del agua

Ubicado en su propia península, The Westin Dragonara Resort, Malta ofrece impresionantes vistas al mar y su propia playa privada. A ella se accede a través de una puerta inscrita con el proverbio de Virgilio: "Dios hizo esta joya para nosotros". Una tradición muy mediterránea (y reparadora) es una pequeña siesta, pero la tomaremos después de un suculento almuerzo en la trattoria Palio's, donde será difícil elegir entre pizza artesana, deliciosos platos de pasta o pescado a la parrilla.

Los 46.000 kilómetros de costa del Mediterráneo incluyen impresionantes islas y una gran variedad de playas con bandera azul. El Sheraton Tel Aviv es el mejor lugar para disfrutar de las arenas blancas por las que se conoce a Israel. Si lo prefiere, otra excelente opción es cualquiera de las islas mediterráneas. Pocas actividades resultan más relajantes que un paseo en barca por sus tranquilas aguas explorando coquetas calas y pequeñas bahías. Y, si tiene ocasión, nade en sus aguas cristalinas para una experiencia difícilmente olvidable. 

Además de playa, mar y gastronomía, la cultura e historia son otra parte importante del turismo mediterráneo. Desde la arquitectura arabesca de Andalucía y las ruinas grecorromanas de Turquía hasta las fortificaciones costeras que rodean Malta, los monumentos y museos rinden homenaje a un pasado excepcionalmente rico. Alójese en el espectacular Domes Noruz Chania, Autograph Collection, en la costa de Creta, un complejo solo para adultos, y disfrute de un cóctel elaborado con ingredientes de la zona. Una visita al casco antiguo de La Canea y su histórico puerto veneciano del siglo XIV será la mejor manera de conocer el valioso patrimonio de esta isla griega.

La antigua tradición de las ciudades balneario y los hammams sigue muy presente a lo largo de toda la costa, desde gloriosos jacuzzis hasta azoteas con piscinas infinitas y las vistas más espectaculares. Para disfrutar de lo último en hidroterapia mediterránea, alójese en un hotel spa como el Sheraton Dubrovnik Riviera Hotel y mire la vida pasar mientras duda dónde termina el mar y empieza el cielo en este oasis de calma envuelto en exuberantes jardines. 

El sonido de la música en una perfecta tarde de verano

Un hombre toca la guitarra española

Desde el laúd y el baglamá hasta guitarras tanto tradicionales como españolas, el sonido de los instrumentos de cuerda le acompañará por todo el Mediterráneo (Foto: Getty Images)

El Mediterráneo se inunda de música en vivo y entretenimiento de todo tipo al caer la noche. Y los clubes y discotecas de Ibiza o el flamenco en las calles de Sevilla son un buen ejemplo de ello. A través de la música tradicional de los diferentes países también se puede comprobar de primera mano la fabulosa fusión de los ritmos y sonidos de Europa, Asia y África. Y la música folclórica, donde instrumentos acústicos de cuerda y pequeños tambores son protagonistas absolutos, brinda el acompañamiento perfecto a las hermosas voces en forma de serenata.

Si busca diversión, nada mejor que el icónico bar Glow -solo para adultos- en la azotea del lujoso hotel de cinco estrellas W Ibiza, en Santa Eulalia, perfecto para disfrutar de vistas interminables del mar y la música de los DJs más reconocidos. O, si lo prefiere, Palma de Mallorca es otra idílica isla donde la fiesta está asegurada. The St. Regis Mardavall Mallorca Resort conjuga lo mejor de ambos mundos: lujo y relajación durante el día, además de animado ocio en sus alrededores cuando el sol se pone.

Para una velada perfecta en Barcelona, nada mejor que un poco de diversión y cócteles artesanales en el impresionante Bar Veraz, en el lobby de The Barcelona EDITION, mientras respira el olor de una de las ciudades con más vida nocturna de España. Situado junto al Museo Picasso y la Catedral Gótica de Barcelona, es idóneo para pasear por Las Ramblas mientras escucha los embriagadores sonidos de diferentes artistas callejeros. Desde mandolinas y guitarras hasta el arpa o el baglamá, el Mediterráneo suena a instrumentos melodiosos, creando la banda sonora de unos días de vacaciones inolvidables. Al caer la noche, sabrá lo que significa vivir bien.


Publicado: Noviembre 16, 2022

Dónde alojarse

Reservar ahora a partir de 796 USD / noche
Reservar ahora a partir de 505 USD / noche
Reservar ahora a partir de 504 USD / noche
Reservar ahora a partir de 153 USD / noche
Reservar ahora a partir de 1522 USD / noche
Reservar ahora a partir de 462 USD / noche
Reservar ahora a partir de 325 USD / noche
Reservar ahora a partir de 392 USD / noche
Reservar ahora a partir de 489 USD / noche
Reservar ahora a partir de 511 USD / noche
Reservar ahora a partir de 323 USD / noche
Reservar ahora a partir de 185 USD / noche
Reservar ahora a partir de 636 USD / noche

Artículos relacionados

Cultura y estilo

Los mejores actos del Orgullo 2024 en Europa, de Berlín a Budapest

Últimas tendencias

De Copenhague a Estambul, echa un vistazo a estos 11 nuevos e impresionantes hoteles

Explorar

Descubre el auténtico Portugal en un viaje por carretera a través de la costa y el campo

Marriott Bonvoy Logo

Membresía gratuita, posibilidades ilimitadas

Gane puntos que puede canjear por experiencias incomparables y noches gratis en nuestras extraordinarias marcas hoteleras.

Únese gratis
Síganos: