Ciudades medievales amuralladas, impresionantes montañas, playas bañadas por el sol y más de mil islas: Croacia lo tiene todo (Foto: Getty Images)

Urbes medievales amuralladas, impresionantes montañas, playas bañadas por el sol y más de mil islas: Croacia lo tiene todo. Es difícil resistirse a los encantos de su elegante capital, Zagreb, más allá de la cual se encuentra la seductora península de Istria y la gloriosa Costa Dálmata. Las dos grandes ciudades antiguas de Zadar y Split son lo más destacado de este largo tramo frente al mar, siendo esta última punto de partida de los ferris a algunas de las islas más cautivadoras de Croacia: Brač, Hvar, Korčula y Vis. De vuelta en tierra firme, en lo más profundo del sur del país, espera la incomparable metrópoli amurallada de Dubrovnik.

Los mejores lugares que visitar en Croacia 

Zagreb

Zagreb, capital de Croacia

Con su abundancia de espacios verdes, fantásticos museos y arquitectura, Zagreb es una verdadera delicia (Foto: Getty Images)

Con muchas hectáreas de espacios verdes, fantásticos museos y arquitectura, una fuerte cultura en torno al café y herencia bohemia, Zagreb es una verdadera delicia. Comience a explorar en su bellísima plaza principal, Trg Bana Jelačića, antes de dar un corto paseo hasta Gradec (Ciudad Alta), un frondoso enclave de callejuelas y palacios barrocos. Muy cerca se encuentra Kaptol, barrio cuyo carácter eclesiástico está suntuosamente representado por las agujas de la catedral, que se aprecia mejor mientras disfruta de una bebida en alguno de los cercanos bares al aire libre. Mientras tanto, Donji Grad (Ciudad Baja) es una atractiva mezcla de Art Nouveau austrohúngaro y edificaciones de la era socialista.

Para conocer la Zagreb alternativa, diríjase al legendario bar Močvara, decorado con tiras de cómics, o tome un café en el excelente y premiado Eliscaffe.

No busque más allá del Sheraton Zagreb Hotel, con una sorprendente fachada de vidrio, para una noche de sueño reparador. Alternativamente, The Westin Zagreb, con piscina y spa, brinda vistas al museo neorrenacentista Mimara, en homenaje al escultor local Ante Topić-Mimara.

Istria

Anfiteatro de Pula, Istria

El centro urbano más grande de Istria, Pula, cuenta con uno de los mejores anfiteatros de Europa (Foto: Getty Images)

Esta gran península en forma de cuña se extiende hacia el sur desde la frontera con Eslovenia. Istria es una seductora mezcla de colinas boscosas, pueblos de estilo toscano y atractivos centros turísticos costeros, con tres aspectos destacados en particular.

Pula es el núcleo urbano más grande de la región, y merece la pena dedicar tiempo a conocerlo, aunque solo sea por su impresionante anfiteatro, uno de los mejores de Europa junto al Coliseo de Roma. Poreč, en la costa occidental, cuenta con playas magníficas y una gran cantidad de tesoros arquitectónicos medievales, entre ellos, la Casa Románica del siglo XIII (la más antigua de la localidad). Los fanáticos del arte bizantino gozarán con la extraordinaria Basílica de Eufrasio de Poreč, uno de los complejos paleocristianos más completos del continente. Rovinj, con sus casas de piedra roja y un hermoso puerto repleto de yates, completa este perfecto trío de destinos en Istria.

Lagos Plitvice y Zadar 

Los magníficos lagos de Plitvice, Croacia

Hay que verlos en directo para creer la impresionante exhibición natural de los lagos de Plitvice en Croacia (Foto: Getty Images)

La región de los lagos de Plitvice es una obra maestra mágica de la naturaleza que comprende una cadena de 8 km de largo de dieciséis lagos conectados por una serie de cascadas y cataratas. Los senderos bien señalizados permiten hacer rutas de diferente longitud, aunque también merece la pena coger los autobuses y botes que trasladan a los visitantes a las partes más interesantes del parque.

A una hora y media en coche al suroeste de la región de los lagos se encuentra la localidad habitada más vetusta de Croacia: Zadar. Su casco antiguo con tejados naranjas incluye iglesias del siglo IX, un foro romano y el centro Arsenal, viejo almacén militar veneciano reconvertido en el principal lugar cultural de la ciudad, con exposiciones y conciertos de todo tipo.

Split y las islas del sur

Vis ofrece una variedad de pequeñas playas solitarias que posiblemente tendrá solo para usted

Vis ofrece una variedad de pequeñas playas que, posiblemente, tendrá para usted solo (Foto: Getty Images)

El centro de Split se construyó alrededor del Palacio de Diocleciano, que fuera casa de retiro del emperador de igual nombre, y hoy en día está repleto de restaurantes y bares con una atmósfera inigualable.

Split es el punto de partida para visitar el grupo más atractivo de islas de Croacia. La más cercana al continente es Brač, singularmente famosa por su magnífica playa en forma de V, Zlatni Rat (Cabo Dorado), seguida de Hvar, que aspira a convertirse en el destino de moda del país gracias a su animada vida nocturna y la playa Carpe Diem, uno de sus lugares más populares. Desde aquí, podrá coger un ferri a Curzola, cuyo casco antiguo amurallado con forma de espina de pescado es, simplemente, mágico. Aún más remota y encantadora es Vis, base militar del ejército yugoslavo en el pasado, cuyos túneles y cuevas, una vez secretos, ahora es posible explorar. Si prefiere relajarse, varias playas de piedras aguardan para disfrutar casi en soledad. 

Para pasar la noche en Split, Le Méridien Lav Split ofrece amplias habitaciones decoradas en tonos pastel y con preciosas vistas al mar.

Dubrovnik

La ciudad croata de Dubrovnik

La mágica Dubrovnik es una mezcla de calles de mármol pulido y encantadoras casas de piedra blanca (Foto: Getty Images)

Situada a tres horas en coche al sur de Split, Dubrovnik es un lugar lleno de magia, especialmente en primavera o principios de otoño, cuando el número de visitantes es menor. Pasee por las imponentes murallas medievales y, luego, explore las calles de mármol pulido del casco antiguo, sus casas de piedra blanca con persianas verdes y las residencias patricias, como el Palacio del Rector, obra maestra gótica-renacentista del siglo XV. Reserve una habitación en el elegante Sheraton Dubrovnik Riviera Hotel, desde donde podrá caminar directamente a la playa.

Qué comer y beber en Croacia 

El plato croata peka es un manjar imperdible cocinado a fuego lento en una cazuela de terracota o hierro sobre brasas

El plato croata peka es un manjar imperdible cocinado a fuego lento en cazuela de terracota o hierro sobre brasas ardientes (Foto: Getty Images)

La peka, plato de carne o marisco cocinado en una cazuela de terracota o hierro sobre brasas encendidas y luego servido con patatas, es popular en todo el país. Otro de los favoritos a lo largo de la costa es la buzara (que significa "guiso"), una sencilla receta a base de mejillones en un caldo de vino con ajo y pan rallado.

En Zagreb, una de las mejores mesas es NAV, restaurante de alta gama que combina las cocinas croata y asiática con un efecto sublime. Opte por el deslumbrante menú degustación, que incluye tarta de cerezas ahumadas o mousse de trucha.

Mientras tanto, donde quiera que vaya en Istria, saboree el excelente vino local (blancos elaborados con malvasía o tintos de una uva croata denominada teran), junto con algunas aceitunas recién recolectadas o trufas blancas de la zona interior.

La situación costera de Split promete buenos pescados y mariscos. El restaurante Fantažija prepara algunas de las creaciones a base de mariscos más espectaculares del mundo: pruebe el carpaccio de pulpo y el crni rižot (risotto negro con calamares o sepia).

Las mejores cosas que hacer en Croacia

Parque Nacional Paklenica, Croacia

Los altos picos y vastos cañones del Parque Nacional Paklenica atraen a excursionistas de todas partes (Foto: Getty Images)

Cuando visite Zagreb, una de las mejores cosas que puede hacer es dar un paseo hasta la cima de Zagreb 360 (también conocido como Zagreb Eye), una plataforma de observación en el piso 16 de un rascacielos de la década de 1950 en Trg Bana Jelačića. El espacio verde más central de la ciudad es Art Park Zagreb, esencialmente una galería de arte al aire libre que también organiza un emocionante programa de eventos gratuitos en verano. Una escapada fácil y refrescante desde la capital es Medvenica (Montaña del oso), a cuyo pico más alto, Sjleme, se llega en teleférico; desde arriba, hay unas vistas deslumbrantes de la ciudad y sus alrededores.

Durante su estancia en Istria, una visita al anfiteatro de Pula ya solo merece la pena por su magnífica arquitectura, pero, si tiene oportunidad, no deje de acudir a una proyección cinematográfica o concierto.

Al sur de Istria, el impresionante viaje por carretera a lo largo de la Costa Dálmata es uno de los más memorables de Europa: el sinuoso camino se intercala entre el brillante Adriático color turquesa por un lado y los retorcidos picos de piedra caliza por el otro.

Si es fanático de los paisajes alpinos, y de las actividades que ofrecen, diríjase a las montañas Velebit, cordillera más grande de Croacia, que alcanza los 1757 m. Un poco más al sur, encontrará rutas excelentes, para caminantes de todos los niveles, entre los picos y vastos cañones del Parque Nacional Paklenica.

Estrella del sur, Dubrovnik es un destino fantástico en sí mismo, uno de los principales puntos destacados del país, pero también una excelente base para excursiones de un día. Para divertirse en el agua, diríjase a la encantadora y verde isla de Lokrum (tomando uno de los transbordadores cada media hora desde Porporela, antiguo puerto de Dubrovnik) donde puede nadar y hacer un pícnic (quizás tenga el lugar para usted solo) o remar en un kayak a las islas Elaphiti.

Mientras tanto, a tan solo 17 km al sur de Dubrovnik, a tiro de piedra de la frontera con Montenegro, Cavtat es una villa portuaria tranquila y colorida. Sus eventos de verano son fabulosos, particularmente el festival de julio y los numerosos grupos de klapa (canto tradicional a capela) que se reúnen esporádicamente en la plaza principal.

Joyas ocultas en Croacia 

Perla de la Bahía de Carnaro, la isla de Krk disfruta de un fácil acceso al continente (Foto: Getty Images)

Una de las cosas más singulares para hacer en Croacia es visitar las maravillosamente tranquilas islas de Cres y Krk. Situadas a pocos kilómetros de la costa de Istria, están bendecidas con amplias bahías de arena y encantadores pueblecitos de pescadores. A Cres se llega en catamarán desde Brestova, mientras que Krk está conectada al continente a través de un puente.

Diríjase al archipiélago de Kornati, menos visitado, para algo más alternativo. Pazman, Iz y Dugi Otok se encuentran entre las muchas ínsulas del archipiélago y prometen un aislamiento que rara vez encontrará en otros lugares a lo largo de la costa. La mayor de estas islas Zadarian, Dugi Otok ("Isla Larga"), ofrece el Parque Natural Telašćica como principal atracción.

Profundice

Croacia habla tres lenguas. El croata es el idioma oficial del país, seguido del serbio, con el que comparte muchas similitudes, y el bosnio. Algunas frases simples para comenzar incluyen 'dobar dan' (buenos días), 'molim' (por favor) y 'hvala' (gracias).


Publicado: May 04, 2023

Dónde alojarse

Reservar ahora a partir de 388 USD / noche
Reservar ahora a partir de 417 USD / noche
Reservar ahora a partir de 144 USD / noche
Reservar ahora a partir de 134 USD / noche

Artículos relacionados

Cultura y estilo

Los mejores actos del Orgullo 2024 en Europa, de Berlín a Budapest

Últimas tendencias

De Copenhague a Estambul, echa un vistazo a estos 11 nuevos e impresionantes hoteles

Explorar

Descubre el auténtico Portugal en un viaje por carretera a través de la costa y el campo

Marriott Bonvoy Logo

Membresía gratuita, posibilidades ilimitadas

Gane puntos que puede canjear por experiencias incomparables y noches gratis en nuestras extraordinarias marcas hoteleras.

Únese gratis
Síganos: