La Gran Vía de Madrid (Foto: Getty Images)

Madrid lo tiene todo: museos de clase mundial, excelentes tapas, una fantástica vida nocturna y grandes parques. Los madrileños son tan eclécticos como su ciudad, pero a todos los une su amor por la capital española y estarán encantados de mostrárselo.

Los mejores barrios que visitar en Madrid

Sol

Puerta del Sol

La Puerta del Sol es uno de los principales puntos turísticos de Madrid (Foto: Getty Images)

Sol es el bullicioso corazón de Madrid, donde la vida nunca parece detenerse a cualquier hora del día o de la noche. En su centro se encuentra la Puerta del Sol, con la Casa de Correos y su famoso reloj, que da las campanadas cada 31 de diciembre. No deje de fotografiarse en dos puntos icónicos: la estatua del oso y el madroño, símbolo de la ciudad, y el Kilómetro Cero, lugar donde comienzan las carreteras radiales españolas.

A un corto paseo se encuentra una de las calles principales, Gran Vía, repleta de magníficos teatros, tiendas de diseño y algunas de las construcciones más emblemáticas de Madrid. Una de ellas es el Edificio Metrópolis, de inspiración francesa y coronado por la estatua de la victoria alada. Alójese en pleno centro reservando habitación en el Círculo Gran Vía, Autograph Collection, solo para adultos, o en Aloft Madrid Gran Vía, de inspiración urbana y con un animado bar en la azotea que ofrece vistas espectaculares.

Los Austrias y Princesa

Templo de Debod

El Templo de Debod es una de las atracciones más originales de Madrid (Foto: Getty Images)

¿Dónde ir para ver los lugares más emblemáticos? Sin duda, a Los Austrias, antiguo centro real. Comience en la Plaza Mayor, repleta de restaurantes y cafeterías, y no pierda la oportunidad de probar chocolate con churros (en el desayuno o como merienda) en la histórica Chocolatería San Ginés.

Para el almuerzo o cena, el renovado Mercado de San Miguel ofrece opciones para todos los gustos: desde tapas castizas a cangrejo real, pasando por arroces o ibéricos. Después, ponga rumbo al majestuoso Palacio Real, el más grande de Europa, y la Catedral de la Almudena, de estilo neoclásico en el exterior, neogótico en el interior y neorrománico en su cripta.

Una visita al cercano Templo de Debod se encuentra entre las cosas más singulares que hacer en Madrid. Erigido originalmente en Egipto en el siglo II a.C., fue reconstruido, piedra a piedra, junto al Paseo del Pintor Rosales en 1968.

Barrio de Las Letras

El vecindario más literario, el Barrio de Las Letras, debe su nombre a los grandes autores: Cervantes, Lope de Vega y Tirso de Molina, que vivieron aquí durante el Siglo de Oro de la literatura española. Mire hacia abajo cuando camine por esta zona y verá algunas de sus citas más célebres inscritas en el suelo.

Lugareños y turistas son asiduos a la animada Plaza de Santa Ana y sus alrededores, con vibrantes bares y excelentes lugares para comer. Diríjase a La Fragua de Vulcano, un colorido bar de tapas decorado con carteles antiguos y jamones colgando de las vigas. Algunos de los mejores platos para probar son las gambas al ajillo (cocinadas con aceite de oliva, ajo y guindilla), rabo de toro o croquetas de jamón ibérico.

Paseo del Arte y Retiro

Parque del Retiro

El Parque del Retiro es Patrimonio de la Humanidad reconocido por la Unesco y el favorito de los madrileños (Foto: Getty Images)

Turistas, trabajadores y familias se mezclan a lo largo de los amplios bulevares y calles arboladas del Paseo del Arte. Aquí se encuentra el triángulo dorado de los museos de Madrid: Prado, Reina Sofía y Thyssen-Bornemisza, hogar de algunas de las mejores obras de arte del mundo. Disfrute de la más absoluta tranquilidad en el cercano Parque del Retiro, Patrimonio de la Humanidad reconocido por la Unesco, ideal para un paseo, alquilar un bote de remos o visitar las exhibiciones temporales del Palacio de Cristal, parte del Reina Sofía.

Dos de los mejores lugares para alojarse en esta zona son el exquisito Hotel Palacio Del Retiro, Autograph Collection, ubicado en una mansión palaciega del siglo XX, y el emblemático Westin Palace, Madrid, encargado por el rey Alfonso XIII en 1912.

Malasaña y Chueca

Malasaña y Chueca compiten por el título de barrio más de moda de Madrid. Malasaña es el epicentro de la vida nocturna, con animados bares y clubes junto a tiendas vintage y pequeñas boutiques de diseñadores. Mientras, la moderna y elegante Chueca es el corazón de la escena LGBTQ. Una de las mejores alternativas culturales para hacer aquí es visitar el Museo del Romanticismo, ubicado en una casona del siglo XVIII y con un coqueto jardín.

La Latina

El barrio más antiguo de esta metrópolis, La Latina, es famoso por su excelente ambiente. No se pierda la Cava Baja, la calle de tapas más famosa de Madrid, con locales como Pez Tortilla, conocido por sus diferentes tipos de tortillas y croquetas, o Díaz y Larrouy, con deliciosas tostas, raciones y vinos por copas. 

Alternativamente, reserve una mesa para cenar en Casa Botín, el restaurante en funcionamiento más antiguo del mundo, que data de 1725. Si está en la ciudad el domingo por la mañana, una de las mejores cosas que hacer es curiosear en El Rastro, donde se puede encontrar casi de todo, desde antigüedades hasta ropa y joyas. Más que un simple mercadillo, cobra vida con músicos y artistas callejeros.

Lavapiés

Lavapiés es el barrio más multicultural de Madrid

Lavapiés es el barrio más multicultural de Madrid (Foto: Getty Images)

Uno de los barrios más castizos y multiculturales, con empinadas y estrechas calles, se ha convertido también en uno de los más turísticos. Habitado por más de cien nacionalidades distintas, sus salas de teatro alternativo, librerías-cafés, panaderías artesanales o La Casa Encendida, con todo tipo de actividades gratuitas, son un reclamo para visitantes y locales. 

El carácter abierto de Lavapiés hace de su oferta gastronómica una de las más ricas y heterogéneas de Madrid. Comida india, libanesa, marroquí, paquistaní o latinoamericana se dan la mano con modernos restaurantes veganos o establecimientos centenarios como el Café Barbieri, fundado en 1902, o la Taberna Antonio Sánchez, que data de 1787.

¿Qué comer y beber en Madrid?

Desde restaurantes con estrella Michelin hasta negocios que abrieron sus puertas en el siglo XIX, pasando por mercados o bares de tapas, Madrid es una de las capitales gastronómicas de Europa. Algunos platos que no puede dejar de probar son callos a la madrileña: en La Tasquita de Enfrente y Zalacaín; cocido madrileño: Viridiana y Lhardy; patatas bravas: AskuaBarra; soldaditos de Pavía: Casa Labra (llamado tajada de bacalao y en forma de tapa), y huevos rotos: Casa Lucio y Fismuler.

Madrid presume, y con razón, de las mejores cañas de cerveza del mundo, con un ritual que debe respetarse, como tirarla desde unos 20 centímetros sobre el lateral del vaso, que tiene que estar frío, pero no helado. Bodega de La Ardosa, El Doble o Taberna La Dolores son nuestras recomendaciones.

Por su parte, los amantes del vino no tendrán problema en satisfacer su paladar en excelentes vinotecas que ofrecen la posibilidad de beberlos por copas gracias al Coravin. Algunas de ellas son Angelita Madrid, La Caníbal o Taberna Averías.

Publicado: Diciembre 13, 2022

Dónde alojarse

Reservar ahora a partir de 215 USD / noche
Reservar ahora a partir de 188 USD / noche
Reservar ahora a partir de 454 USD / noche
Reservar ahora a partir de 311 USD / noche
Reservar ahora a partir de 498 USD / noche
Reservar ahora a partir de 592 USD / noche
Reservar ahora a partir de 613 USD / noche

Artículos relacionados

Explorar

Más allá de las fronteras: presentando las escapadas urbanas eternas de Europa

Explorar

A dónde viajar en junio

Naturaleza y aire libre

Maravillas naturales: 9 de los jardines de hoteles más grandes del mundo

Marriott Bonvoy Logo

Membresía gratuita, posibilidades ilimitadas

Gane puntos que puede canjear por experiencias incomparables y noches gratis en nuestras extraordinarias marcas hoteleras.

Únese gratis
Síganos: