Andalucía es una región rica en cultura, historia y tradición, incluido el icónico flamenco (Foto: Getty Images)

En Andalucía, el flamenco forma parte de la vida tanto como el sol. Más allá del canto y el baile, Andalucía tiene algo que la hace única: la fuerza conocida como ‘duende’. Ya sea escuchando a un aficionado en la barra de un bar o a una estrella en el escenario de un teatro, el flamenco tiene el poder de conmover el alma y fue reconocido por la Unesco como fenómeno del Patrimonio Mundial Cultural Inmaterial en 2010.

Vea caballos galopar al ritmo de flamenco en Córdoba 

Caballo andaluz en Córdoba

Incluso los caballos andaluces de pura raza galopan al ritmo del flamenco durante las actuaciones en las Caballerizas Reales de Córdoba (Foto: Getty Images)

La fusión de culturas de Andalucía se muestra de manera espectacular en Córdoba, donde la Mezquita, la Fortaleza de los Reyes Cristianos y la Judería se encuentran una al lado de la otra, cerca del Puente Romano.

La tradición flamenca de la ciudad surgió durante las calurosas noches de canto y baile en las ruidosas tabernas de la Judería del siglo XV. Las tabernas desaparecieron, pero el flamenco sigue aquí, y el Patio de la Judería, del siglo XVIII y donde se puede comer, beber y disfrutar de un espectáculo, conserva parte del sabor.

Cuando aumentó el interés por el flamenco, aparecieron los tablaos, lugares donde el público podía sentarse alrededor de un escenario de madera y ver actuar a los artistas. Aún marcando la pauta 200 años después, y tradicionalmente con dos guitarristas, un cantante y un bailarín, los asientos cercanos crean una experiencia muy intensa. De los muchos que hay en Córdoba, el Tablao Flamenco El Cardenal, en el patio de un palacio del siglo XVII, se encuentra entre los mejores.

Cada provincia andaluza tiene sus propios palos (formas de canciones). Escuche fandangos en Córdoba, versiones locales de soleás y alegrías, que hizo famosas el venerado cantante Antonio Fernández Díaz (también conocido como "Fosforito").

Fosforito (que ahora tiene 91 años) fundó un museo interactivo: el Centro Flamenco Fosforito. Es un lugar excelente para aprender sobre tipos de canciones, ritmos y palmas, así como sobre las estrellas del flamenco cordobés, desde el músico musulmán Ziryab hasta las superestrellas del siglo XX, Paco Peña y Joaquín Cortés, y el guitarrista contemporáneo Vicente Amigo.

Si tiene suerte, el Centro Flamenco Fosforito organizará una actuación nocturna al aire libre, aunque en la Judería hay música por todas partes. Incluso los caballos andaluces de pura raza galopan al ritmo del flamenco durante las actuaciones en las Caballerizas Reales.

A solo 10 minutos a pie de los puntos más turísticos, el AC Hotel Córdoba ofrece un santuario perfecto para relajarse, y su espacioso salón es ideal para planificar las actividades del día siguiente, con una copa de vino Montilla-Moriles en la mano.

Viva la pasión gitana en Granada

Bailadores de flamenco en La Alhambra, Granada

Experimente el mundialmente famoso flamenco de Granada en el Mirador de San Nicolás (Foto: Getty Images)

Tanto árabes como gitanos fueron desterrados de Granada después de su reconquista por los cristianos en 1492. Se establecieron fuera de las murallas de la localidad, en la colina que daba a la Alhambra, en el Albaicín y el Sacromonte. Unidas en el exilio, las comunidades mezclaron y crearon música juntas; la más famosa, la zambra, que sigue siendo una de las formas de flamenco de las que más orgullo se siente. La zambra, que se bailaba con pies descalzos, con castañuelas, un toque de danza del vientre y faldas diseñadas para volar hacia arriba, fue denunciada como "indecente" y prohibida por la Inquisición española.

Esto solo hizo que cada vez fuera más popular y, en el siglo XIX, la gente viajaba por medio mundo para buscarla. La escena flamenca de Granada floreció y se inventaron nuevas formas de canciones, incluida la granaína, el fandango de Granada y, más tarde, la lorqueña, que lleva el nombre del poeta y dramaturgo Federico García Lorca, quien compuso un álbum de canciones. Las Casas Cantaoras, donde personas ajenas a la comunidad flamenca podían ver las actuaciones desde temprano, y sus sucesores, los tablaos, se extendieron por la Plaza Nueva y el casco antiguo.

Cuando esté en Granada, asegúrese de que su caminata por las empinadas calles del Albaicín coincida con la hora para contemplar las vistas del atardecer de la Alhambra desde el Mirador de San Nicolás. La zona está repleta de músicos callejeros, pequeños teatros y tablaos y, más arriba, en el Sacromonte, los espectáculos se realizan en casas cueva. Visite Zambra María La Canastera, una cueva que fue el hogar de María La Canastera, la bailarina de zambra más famosa del mundo hasta su muerte en 1966. No solo los espectáculos en vivo aquí son excepcionales, sino que el pequeño espacio está adornado con macetas colgantes, sartenes y fotografías de célebres visitantes, desde Ingrid Bergman y Hemingway, hasta Telly Savalas y el duque de Windsor.

El Sacromonte también alberga 12 talleres de guitarras artesanales y la dinastía de guitarristas Habichuela; si tiene suerte, podrá ver tocar a Juan Habichuela Nieto, talentoso representante de la quinta generación familiar.

El Hotel Palacio de Santa Paula, Autograph Collection, antiguo convento con patio de clausura a los pies del Albaicín y cerca de la Alhambra, no podría estar mejor ubicado como base para explorar, aunque los magníficos conciertos de flamenco de verano del hotel y su restaurante El Claustro pueden conseguir que no empiece a recorrer la villa de inmediato.

Baile en los parques de Sevilla

Plaza de España, Sevilla

La Plaza de España ofrece el escenario perfecto para que los bailarines actúen ante la multitud (Foto: Getty Images)

La celebrada en Sevilla en el mes de abril es la más exuberante de todas las ferias flamencas de España, pero los sevillanos no necesitan una oportunidad especial para cantar y bailar.

En las escaleras de la Plaza de España es habitual encontrarse con una pequeña multitud animando mientras una bailarina da vueltas y vueltas con los brazos extendidos al acompañamiento de una guitarra.

La magnífica plaza y los elaborados pabellones que enmarcan el Parque María Luisa a su lado fueron construidos para impresionar al mundo en la Expo de 1929. Alójese en el AC Hotel Ciudad de Sevilla y disfrutará de su esplendor y ubicación de primera mano, ya que ocupa un pabellón (aunque lujosamente actualizado) con piscina en la azotea.

Al otro lado del parque, los caballos y los carruajes esperan en el Alcázar, la Catedral y la Giralda. Desde los conductores de carruajes que esperan, o desde el interior oscuro de un bar, a menudo escuchará un estallido de flamenco cantado a capela, una de las antiguas tonás de Sevilla.

Cerca de la Catedral, el Museo del Baile Flamenco ofrece información sobre artistas locales, considerados los mejores de todos los tiempos, entre ellos La Niña de los Peines, nacida en 1890; y el purista Antonio Mairena (1909), además de clases cortas y espectáculos en directo.

Llena de teatros, tablaos y con más escuelas de flamenco que cualquier otra ciudad, Sevilla cuenta con muchos de los mejores artistas contemporáneos. Vea las actuaciones de las cantantes Lole Montoya, La Yiya o Remedios Amaya, si puede.

Desde el museo, pase por las tiendas que venden trajes de flamenca hasta la Plaza de la Encarnación para disfrutar de un doble espectáculo: la urbe al atardecer desde lo alto de Las Setas, la estructura de madera independiente más grande del mundo; y un espectáculo en el Tablao Flamenco las Setas, ubicado en su interior. Si después no puede dormir, cruce el Guadalquivir hasta los coloridos bares de Triana, donde los guitarristas tocan y los sevillanos bailan hasta la madrugada.

Todos los aspectos de Sevilla se engloban en el Hotel Querencia de Sevilla, Autograph Collection. Elegante, con guiños contemporáneos a la cultura regional, su terraza en la azotea Mirador da al corazón de la zona histórica. Si escucha, captará el sonido del flamenco alegre y optimista, el eterno sonido de las calles andaluzas.


Publicado: Septiembre 18, 2023

Dónde alojarse

Reservar ahora a partir de 109 USD / noche
Reservar ahora a partir de 80 USD / noche
Reservar ahora a partir de 266 USD / noche
Reservar ahora a partir de 239 USD / noche

Artículos relacionados

Cultura y estilo

Los mejores actos del Orgullo 2024 en Europa, de Berlín a Budapest

Últimas tendencias

De Copenhague a Estambul, echa un vistazo a estos 11 nuevos e impresionantes hoteles

Explorar

Descubre el auténtico Portugal en un viaje por carretera a través de la costa y el campo

Marriott Bonvoy Logo

Membresía gratuita, posibilidades ilimitadas

Gane puntos que puede canjear por experiencias incomparables y noches gratis en nuestras extraordinarias marcas hoteleras.

Únese gratis
Síganos: