Con el mundo lleno de lugares de rodaje emblemáticos, como Portobello Road, en Londres, que apareció en 'Notting Hill', es fácil protagonizar su propia historia de Hollywood cuando viaja (Foto: Getty Images)

Desde James Bond conduciendo su Aston Martin plateado por los majestuosos valles y cañadas de Escocia hasta las escenas de otro mundo del desierto rojo de Jordania, los paisajes más cinematográficos del planeta suelen estar a solo un vuelo de distancia. Por ello, con un poco de la inspiración que nos brindan las películas, los viajeros pueden acercarse a algunos lugares espectaculares en la vida real. A continuación, le presentamos algunas formas de seguir los pasos de personajes únicos que nos ha dado el Séptimo Arte.

Empápese de lugares icónicos en el Reino Unido

Christ Church College, Universidad de Oxford

Muchas escenas de las películas de Harry Potter se rodaron en la Universidad de Oxford, y el Christ Church College inspiró notablemente el Gran Salón de Hogwarts (Foto: Getty Images)

Desde el barrio homónimo de Notting Hill, en el oeste, hasta el colorido Londres de la década de 1960 de Austin Powers y el moderno Londres cubierto de nieve de Love Actually (diríjase a la Capilla Grosvenor de Mayfair para recrear la conmovedora escena de la boda de Peter y Juliet), la capital inglesa siempre ha sido un lugar emblemático de la cultura pop.

Pero más allá, el propio Reino Unido es una mezcla heterogénea de delicias históricas del cine y la televisión. Podría viajar a la Universidad de Oxford, por ejemplo, donde redescubrirá la magia de Harry Potter como si fuera la primera vez. Esto se debe a que la facultad, una de las más antiguas del mundo, alberga las agujas de ensueño que conforman el Castillo de Hogwarts. Christ Church y New Collage son los lugares en los que debe centrar sus exploraciones.

Viaje al oeste de Londres para presenciar el grandioso castillo de Highclere del siglo XVII en Downton Abbey, evocadora herencia del Reino Unido que sigue atrayendo en la pantalla grande.

Recorra las vistas cinematográficas de Sudáfrica

Majestuosa playa blanca en Sudáfrica

Sudáfrica ha ganado popularidad como ubicación cinematográfica no solo por sus diversos e impresionantes paisajes sino también por su combinación única de poder duplicarse en varios escenarios (Foto: Getty Images) 

El continente africano siempre ha aportado una sensación de mística al cine, y el clima más templado de Sudáfrica significa que la 'Nación arcoíris' brinda un caleidoscopio de hermosos paisajes para el cine global.

Viaje a metrópolis como Johannesburgo, por ejemplo, que brilla en la pantalla grande en Districto 9, mientras que el árido desierto de Kalahari que se ve en Los dioses deben estar locos está repleto de vida silvestre, como cebras, leones y antílopes. Con 2.800 km de costa resplandeciente, las aguas cristalinas y arenas blancas como el azúcar del Cabo Occidental de Sudáfrica brillan en La ola perfecta, de 2014, filmada en locaciones alrededor de las playas de fácil acceso de Ciudad del Cabo.

Déjese seducir por los numerosos encantos de Francia

Una brasserie francesa en París

Los hermanos Lumière, pioneros del cine, realizaron la primera proyección pública del mundo en París en 1895, iniciando el nacimiento del cine francés (Foto: Getty Images)

El romance de Francia ha dejado una marca indeleble en la historia del cine, y quizás ninguna urbe europea rezume un encanto cinematográfico natural como París.

Al igual que Amélie Poulain, usted también puede pasear por las calles serpenteantes y los entrañables bares del barrio de Montmartre que aparecen en Amélie, de 1999; asegúrese de parar en el Café des 2 Moulins, lugar de trabajo de la protagonista. Por supuesto, la capital francesa ha sido escenario de innumerables películas fantásticas. Si lo suyo es la acción, quizás reconozca el Pont des Arts por las emocionantes escenas finales de El caso Bourne. Para los fanáticos del thriller, cualquier visita al Louvre se verá realzada por el papel del museo en un momento clave para Robert Langdon, Tom Hanks en El código Da Vinci.

También encontrará evocadoras escenas francesas más al sur, en los lánguidos viñedos de Provenza, como se ve en Un buen año. Visite el rústico Château La Canorgue, convertido en Château La Siroque en la ficción.

Protagonice su propia aventura parisina alojándose en el corazón de la Ciudad de la Luz en el Paris Marriott Champs Elysees Hotel.

Escale las impresionantes alturas de Emiratos Árabes Unidos

Burj Khalifa, Emiratos Árabes Unidos

Tom Cruise realizó un truco que desafió a la muerte en Misión Imposible: Protocolo fantasma (2011), escalando el Burj Khalifa, edificio más alto del mundo, en Dubái (Foto: Getty Images)

¿Quién puede olvidar la imagen de Tom Cruise escalando el Burj Khalifa de Dubái en Misión Imposible: Protocolo fantasma de 2011? Con esta escena legendaria en el edificio más alto del planeta, Emiratos Árabes Unidos se mostró al mundo en pantalla grande, y desde entonces, este rincón único de Oriente Medio ha seguido albergando aventuras épicas.

Desde Vin Diesel conduciendo su automóvil en el aire entre las Torres Etihad de Abu Dabi en Furious 7 hasta la futurista Jumeirah Beach Residence de Dubái desempeñando un papel protagonista en Star Trek: Más allá, espere muchos más paisajes ultramodernos de los EAU en futuras películas.

Contemple la belleza esmeralda de Irlanda

Skellig Michael, Irlanda

Skellig Michael, sitio de la Unesco frente a la costa de Irlanda que apareció en la saga Star Wars, fue un retiro monástico de los siglos VI al XII (Foto: Getty Images)

Los paisajes accidentados y azotados por el viento de la Isla Esmeralda, combinados con el humor y la calidez de su gente, han creado desde hace décadas una tradición cinematográfica diferente y encantadora. Las impresionantes islas irlandesas bañadas por el mar eran parte del encanto único de Almas en pena de Inisherin. Si se enamoró de las escenas de playa, diríjase a Keem Bay y la isla de Achill, del mismo modo que las sinuosas carreteras rurales del condado de Galway adornaban El Irlandés, brillante largometraje con Brendan Gleeson.

Quizás menos conocido es que Irlanda también ha sido escenario de la poderosa saga Star Wars, como la isla rocosa de Skellig Michael, a la que se puede llegar en barco.

Entienda por qué Marruecos es musa de cineastas

Ciudad de Marruecos

Marruecos es un camaleón cinematográfico que ha sido escenario de varias localizaciones en películas como Gladiador u Origen, gracias a sus diversos paisajes y rica estética cultural (Foto: Getty Images)

Muchos artistas y escritores estadounidenses y europeos consideraron a Marruecos su hogar en los años de la posguerra, y este atractivo país del norte de África ha inspirado a Hollywood desde entonces.

El James Bond de Daniel Craig se encontró bajo el resplandor del sol radiante del desierto marroquí en Spectre, de 2015, después de abordar el auténtico Oriental Desert Express, con escenas del tren filmadas en el espectacular paisaje cerca de la ciudad de Uchda. Mientras tanto, los bulliciosos mercados y estrechos zocos de Fez se convirtieron en oro cinematográfico durante la emocionante persecución en tuk tuk de Indiana Jones y el dial del destino.

Con el Fes Marriott Hotel Jnan Palace como base perfecta, usted también puede perderse en la medina de Fez, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Disfrute de la riqueza de lugares clásicos en Italia

Pintoresco paisaje de Italia con vistas al agua

Los pintorescos paisajes de Italia la han convertido en un popular lugar de rodaje de películas. Largometrajes icónicos como El Padrino y Bajo el sol de la Toscana muestran sus impresionantes y diversos escenarios (Foto: Getty Images) 

Desde Gregory Peck y Audrey Hepburn reunidos al pie de la famosa Plaza de España en Vacaciones en Roma hasta Al Pacino y Robert De Niro merodeando por los pueblos sicilianos de Forza d'Agrò y Savoca en la saga de El Padrino, algunas de las mejores películas de Hollywood se han rodado en Italia. Los directores han utilizado este bello país europeo como un lienzo atemporal durante décadas, y con su profunda historia y hermosos escenarios, no es difícil ver por qué.

El Séptimo Arte también ha sido una oportunidad para resaltar lugares menos conocidos que podrían inspirar viajes futuros, incluido el sublime castillo aragonés de Ischia en El talento de Mr. Ripley y la mágica villa de Cortona, en la ladera de una colina, en Bajo el sol de la Toscana.

Admire la belleza de Namibia desde las montañas, el desierto o la costa

Desierto del Namib

Los impresionantes paisajes desérticos de Mad Max: Furia en la carretera (2015) no eran australianos, como cabría esperar, sino que se filmaron en el dramático desierto de Namib, en Namibia, África (Foto: Getty Images) 

Los camiones polvorientos que atravesaban el desierto del Namib en Mad Max: Furia en la carretera, de 2015, arrasaron con Namibia en la conciencia del público, especialmente cuando ganó seis premios Oscar. Pero, en realidad, la sorprendente belleza de este país ha sido parte de la tradición de Hollywood durante muchos años.

Las escenas iniciales de la legendaria 2001: Una odisea en el espacio, de 1968, se rodaron en medio de los picos de granito Spitzkoppe, mientras que, más recientemente, una nueva versión de La Momia, con Tom Cruise, se grabó cerca de Swakopmund, en la costa atlántica de Namibia, en 2017. Ambos lugares están disponibles para visitar a través de rutas guiadas.

Deléitese con los llamativos colores de Grecia

La isla de Skópelos, Grecia

Los impresionantes paisajes, ruinas antiguas y pintorescas islas de Grecia la han convertido en una opción popular para los cineastas, proporcionando un telón de fondo atemporal para una amplia gama de géneros cinematográficos (Foto: Getty Images)

¿Existe algún lugar cuyos colores resalten más en la pantalla grande que las islas griegas? Con cúpulas azul pastel, casas encaladas y aguas cristalinas y relucientes, las escenas costeras se desarrollan alrededor de Mesenia en Antes de la medianoche, y la encantadora isla de Skópelos en Mamma Mia

También hay milenios de historia por descubrir en este fascinante país, así que asegúrese de explorar lugares sobrecogedores como la capilla de Agios Ioannis y las ruinas rocosas de Kástro antes de pedir una copa de vino y relajarse con otra gloriosa panorámica del litoral de Grecia.

Siéntase fuera de este mundo en Jordania

Petra, Jordania

Los diversos paisajes de Jordania, incluidos los desiertos icónicos de Petra y Wadi Rum, han atraído a los cineastas, creando un lienzo cinematográfico para producciones como Lawrence de Arabia y Marte (Foto: Getty Images) 

Algunos paisajes son tan llamativos que, simplemente, hay que trasladarlos a la gran pantalla. Con sus onduladas dunas rojas, cañones cincelados y formaciones rocosas austeras, el desierto de Wadi Rum, en Jordania, es como el escenario de una película de ciencia ficción. Ya sean producciones clásicas, como Lawrence de Arabia, o más modernas, como Dune, este desierto es uno de los lugares de rodaje más destacados del mundo, y sus recorridos en jeep y campamentos beduinos hacen que viajar allí sea un placer.

Disfrute de las vistas cinematográficas del Mar Muerto, antes de dirigirse a Wadi Rum, reservando una estancia de varias noches en el Dead Sea Marriott Resort & Spa.


Publicado: Diciembre 19, 2023

Dónde alojarse

Reservar ahora a partir de 213 USD / noche
Reservar ahora a partir de 140 USD / noche

Artículos relacionados

Explorar

12 hoteles maravillosos que te harán viajar en el tiempo

Cultura y estilo

Los mejores actos del Orgullo 2024 en Europa, de Berlín a Budapest

Últimas tendencias

De Copenhague a Estambul, echa un vistazo a estos 11 nuevos e impresionantes hoteles

Marriott Bonvoy Logo

Se viaja mejor como socio

Únete a Marriott Bonvoy™ y gana puntos para noches gratis.

Únete gratis
Síganos: