Disfrute de un viaje inolvidable a lo largo de la impresionante costa de Amalfi (Foto: Getty Images)

Embárquese en un cautivador viaje por la costa mediterránea, donde majestuosas carreteras serpentean a través de paisajes exuberantes que conducen a bahías escondidas, playas doradas bañadas por el sol y destinos de ensueño que prometen delicias culturales en abundancia. Aquí le mostramos cinco viajes inolvidables repletos de aventura.

Italia: la costa Amalfitana

El ‘Amalfi Drive’ (SS163), en Italia, presenta una ruta costera de 32 kilómetros desde Sorrento a Amalfi para los amantes de curvas cerradas tras las que se esconden sorprendentes laderas que caen en cascada hacia el Mediterráneo.

Tendrá que estar muy bien preparado para conducir por carreteras estrechas (en algunos tramos, con solo un carril en cada sentido) con algunos puntos ciegos. Tenga en cuenta que los conductores italianos anuncian su aproximación con un toque de bocina antes de cada giro.

Al iniciar su viaje en Sorrento, la parte interior del camino (SS145) serpentea a través de paisajes adornados con montañas nevadas mientras se acerca hacia la costa sur.

Una pausa en el restaurante Zio Sam, en la cima de una colina en Piano di Sorrento, ofrece un adelanto de los impresionantes panoramas costeros por venir. Sin embargo, será desde la SS163 donde las vistas del Mediterráneo y los pueblos enclavados en acantilados comiencen a revelarse.

Prolongue el viaje con paradas en los miradores designados, disfrute de un expreso en los cafés al borde de la carretera y diviértase en las aguas turquesas de arenales como Tordigliano y Fornillo.

Positano, con su playa de guijarros y elegantes restaurantes, es la atracción principal a lo largo de la ruta, pero la cercana Arienzo es igualmente cautivadora y marca el punto de partida de la pintoresca ruta de senderismo ‘Camino de los dioses’.

Francia: la Riviera francesa

Panorama del paisaje urbano de la ciudad de Niza, en el sur de Francia

Embárquese en un encantador viaje por carretera por la Riviera francesa desde Niza (Foto: Getty Images)

Desde amplias playas doradas hasta un resplandeciente mar azul, el brillo de la Riviera francesa es atemporal. Niza es un punto de partida perfecto para su viaje por carretera. Diríjase por el este hacia Mónaco para una placentera ruta de 22 kilómetros con vistas fascinantes durante todo el camino.

Disfrute de esta excursión paseando por atractivos pueblos como Beaulieu-sur-Mer, con su tradicional mercado de agricultores y puerto deportivo salpicado de yates, o el histórico Eze, donde podrá comprobar el arte de la fabricación de perfumes en Galimard.

Un almuerzo en el restaurante Paloma Beach, en la playa de Plage Paloma, en St.-Jean-Cap-Ferrat, es imprescindible, mientras que una estancia en Villa et Jardins Ephrussi de Rothschild también es esencial durante una visita a la costa sur de Francia.

En Cap-d'Ail, el sendero frente al mar brinda un idílico paseo al atardecer. Complete esta travesía recorriendo el circuito urbano del Gran Premio de Mónaco, que pasa frente al icónico Casino de Montecarlo.

España: de Barcelona a Valencia

Vista aérea del pueblo costero de Sitges

Sumérjase en las maravillas culturales de Sitges (Foto: Getty Images)

El viaje de 350 kilómetros entre Barcelona y Valencia dura poco menos de cuatro horas. Sin embargo, con tantas ciudades y pueblos históricos que marcan la ruta, querrá quedarse al menos una o dos noches.

Sitges y Tarragona son las escalas más populares, siendo Tarragona la más grande de las dos, salpicada de yacimientos arqueológicos romanos.

Sitges, por otro lado, tiene un sólido legado artístico (exposiciones como la del Museo Cau Ferrat bien merecen una visita), además de una vibrante escena LGBTQI+. Aventúrese en el Queenz Music Bar para disfrutar de una noche espléndida.

Otras paradas que valen la pena incluyen Tortosa, conocida por algunas de las mejores arquitecturas históricas de España, como la Catedral de Santa María; y Reus, localidad natal del ilustre arquitecto Antoni Gaudí. El Gaudí Centre Reus le rinde homenaje dando a conocer su proceso creativo a través de manuscritos originales.

Grecia: la península del Peloponeso

Playa Voidokilia en Messenia, Peloponeso, Grecia

Siga las carreteras de Grecia hasta que encuentre la gloriosa playa de Voidokilia (Foto: Getty Images)

Diríjase a la impresionante península del Peloponeso, al oeste de Atenas, para un periplo griego lejos de multitudes pero repleto de playas inmaculadas y deliciosos meze.

Es fácil organizar una semana o más aquí, pero si dispone de poco tiempo, diríjase directamente a Pilos, donde las casas encaladas con techos de tejas de terracota se agrupan a lo largo de la costa.

Es probable que la mayor parte de su tiempo aquí lo pase junto a la playa, y la de Voidokilia es una de las favoritas. Los entusiastas de la historia no querrán perderse el Palacio de Néstor, que aparece en la "Odisea" de Homero.

Desde allí, recorra el litoral para llegar a la extensa Patras. Como tercera urbe más grande de Grecia, refleja el aura cosmopolita de Atenas: abundan los bares y restaurantes sofisticados, con historia en cada esquina. El anfiteatro romano y la catedral de Agios Andreas son dos lugares de visita obligada.

Turquía: de Estambul a Bodrum

Vista aérea de Bodrum

Disfrute de la costa de Bodrum, donde el color azul es protagonista (Foto: Getty Images)

La ruta entre Estambul y Bodrum se desliza a través de la exuberante vegetación del accidentado interior de Turquía antes de revelar el resplandeciente mar Mediterráneo. Este es un recorrido sin escalas de más de ocho horas por carretera, así que asegúrese de incluir varias paradas a lo largo de 700 kilómetros.

Acorte el viaje tomando el ferri de dos horas desde Estambul a Bandirma a través del Mar de Mármara en lugar de rodearlo por completo. Siga recto por la autopista durante tres horas hasta Esmirna. Aquí será recibido por bulliciosos mercados mezclados con sitios arqueológicos griegos, con el fondo azul del mar Egeo.

Agregue un par de días para explorar municipios cercanos como Agrilia, famoso por sus edificios cubiertos de buganvillas y calles empedradas.

Desde Esmirna, el viaje a Bodrum dura tres horas, o más si desea detenerse en ciudades costeras como Kuşadası, ideal para un almuerzo al aire libre con vistas al puerto deportivo. Bodrum es el destino por excelencia para "relajarse y sentirse mimado", con las playas de Gümbet y Camel entre los lugares preferidos para hacerlo.

A medida que su aventura por carretera llega a su fin, dese un pequeño capricho con un tiempo en la playa, donde aguas cristalinas y poco profundas acariciarán sus pies.


Publicado: Junio 15, 2023

Dónde alojarse

Reservar ahora a partir de 630 USD / noche
Reservar ahora a partir de 158 USD / noche
Reservar ahora a partir de 550 USD / noche
Reservar ahora a partir de 441 USD / noche
Reservar ahora a partir de 350 USD / noche
Reservar ahora a partir de 602 USD / noche
Reservar ahora a partir de 234 USD / noche
Reservar ahora a partir de 328 USD / noche

Artículos relacionados

Cultura y estilo

Los mejores actos del Orgullo 2024 en Europa, de Berlín a Budapest

Últimas tendencias

De Copenhague a Estambul, echa un vistazo a estos 11 nuevos e impresionantes hoteles

Explorar

Descubre el auténtico Portugal en un viaje por carretera a través de la costa y el campo

Marriott Bonvoy Logo

Membresía gratuita, posibilidades ilimitadas

Gane puntos que puede canjear por experiencias incomparables y noches gratis en nuestras extraordinarias marcas hoteleras.

Únese gratis
Síganos: